Casos de éxito

Contacto

Ingeniería Ambiental
Situación inicial
La separación de mezclas complejas conformadas por fases sólidas y líquidas conteniendo materiales tales como plásticos, fuel y derivados pesados y ligeros, metales, celulosas, suelo y agua salada, es seguramente una de las matrices más complicadas de abordar desde el aspecto de la reutilización de sus componentes. Este es el caso de partida derivado de la contaminación generada por la catástrofe del petrolero Prestige, hundido frente a las costas gallegas en el año 2002. Los residuos generados por este incidente, fundamentalmente mezclas ricas en crudo, arenas, agua marina y cantidades variables, pero significativas de multitud de componentes derivados de los trabajos de recuperación y limpieza, originó un problema adicional, el tratamiento. La solución fue acometida años después por el gestor del Centro de Tratamiento de Residuos Industriales de Galicia (CTRIG), que es la empresa SOGARISA, S.A. El CTRIG en una infraestructura para el tratamiento de residuos industriales, propiedad del gobierno Gallego. A este centro, situado en As Somozas, llegaron finalmente 95.000 toneladas de mezclas complejas. Desde las administraciones estatales y autonómicas se encargó a SOGARISA desarrollar y construir una infraestructura capaz de dar solución al problema ambiental derivado del material recogido y almacenado temporalmente en balsas de seguridad.
El equipo técnico de SOGARISA y el equipo de Ingeniería Ambiental de NOVOTEC desarrollaron una infraestructura y la tecnología de separación, adecuada para el fraccionamiento del material en varias salidas resultantes de tratamiento, cuyo objetivo final fundamentalmente era la valorización energética de la materia orgánica compatible, la reutilización de la fracción de suelo una vez limpia y apta para ello, la separación de metales férreos y no férreos reutilizables y finalmente un residual límite no valorizable y con destino a eliminación.
Solución aportada
Los servicios proporcionados por NOVOTEC al promotor SOGARISA, fueron fundamentalmente la prestación de la ingeniería de desarrollo, constructiva y de ejecución al equipo técnico de este promotor.
Dado que no había un referente tanto nacional como internacional, construido y en servicio  para casos como el abordado, fue necesario actuar en fase de diseño fundamentalmente en las primeras etapas de separación, lavado, fraccionamiento y acondicionamiento de los componentes separados. El núcleo del sistema de separación, basado en una extracción sólido-líquido en caliente, constituyó el mayor reto tecnológico. A partir de esta etapa, diversos procesos de separación, muchos de ellos basados en la tecnología para la separación y concentración de fracciones de derivados del petróleo, otras en el postlavado, secado, prensado y procesado final hasta la obtención de un CDR y finalmente una planta para el lavado de suelos de las arenas separadas previamente, constituyeron una infraestructura robusta y cuyo funcionamiento en continuo permite operar como una planta de tratamiento global para matrices complejas. 
Beneficios
Los beneficios de este desarrollo han sido claros a la hora de resolver el problema de partida, pero fundamentalmente, el CTRIG a través de SOGARISA, dispone de una tecnología y capacidad para abordar el tratamiento de residuos industriales multicomponentes ricos en mezclas de combustible, permitiendo la obtención de CDR el fraccionamiento de fases asimilables a combustibles y el lavado de suelos contaminados. Se trata de un proyecto en el que además de la ingeniería de integración ha sido necesario aportar ingeniería de desarrollo tecnológico.